Amor por la cocina: Connie Achurra

La multifacética artista plástica, Connie Achurra, sabe de movimiento. Entre su taller de fabricación de muebles y objetos de decoración y sus clases de cocina, se nota que corre por su venas una energía a ratos inagotable. Hija de actor y diseñadora, era casi una premonición su pasión por la música, el arte y el diseño.

Cuando se trata de muebles, Connie trabaja como si fueran pequeñas obras de arte hechas a mano y absolutamente personalizadas. “Mi gran referente es el arte latinoamericano, las fiestas y carnavales paganos llenos de colores y miles de flores. Me fascinan las rayas, las estrellas y los puntos; los estampados, los contrastes y las combinaciones poco habituales”, comenta entusiasta.

La santería pop es una de sus especialidades; imágenes de vírgenes y animales son una constante en su hogar, un entorno que bien habla de una mujer amante del color y, por supuesto, de sus dos hijas, siempre acostumbradas a ver a mamá por aquí y por allá haciendo lo que más le gusta: crear.

Cocina que sana

 

La cocina es un lugar donde Connie fluye. Sus recetas sin azúcar, lácteos ni conservantes son imposibles de obviar. Hechas con frutos y alimentos nobles, cada una de ellas tiene el encanto de lo casero. De allí la necesidad de compilar sus mejores preparaciones en talleres creados a la par con su socia, Alejandra Mateluna, doctora con estudios en Ayurveda y medicina integrativa.

Connie, dices que tu amor por la cocina está directamente relacionado con la comida saludable. ¿Por qué?

Durante mi adolescencia tuve trastornos alimenticios severos (bulimia) y tenía una relación poco sana y dependiente con la comida. Cuando nació mi primera hija -Julieta- decidí que no era eso lo que quería heredarle a mi niña. Entonces empezó este camino que ha sido realmente sanador y maravilloso…

Transitar hacia lo saludable no es fácil. En este sentido tus recetas aportan mucho, pues son muy simples…

Sí, la verdad lo que más me importa es que sean recetas fáciles y rápidas. Me encanta cocinar, además trabajo en mi casa, lo que me permite estar encima de lo que se come o no.

¿Qué hay en tu cocina?

Los alimentos procesados los eliminé hace un buen tiempo. Mantengo principalmente materias primas de calidad y alimentos frescos. Con eso hago pizzas, dulces, sopas, sanguches, pan y guisos.

11390011_902698153109747_7062247138236196402_n

¿Cómo llegas a los talleres?

Desde marzo con la Dra.Alejandra Mateluna estamos haciendo un Taller Detox, es decir, una guía para un detox hepático durante 7 días. La idea es estar una semana sin consumir alimentos procesados ni derivados animales para permitir que el hígado se regenere sin interrupciones.

¿Cuál es el aporte de ustedes en el proceso y cómo ha sido esta experiencia en términos personales?

Nosotras les entregamos el marco teórico y médico, además de recetas, ideas, estrategias y todas las herramientas para realizar el detox. Como se trata de un detox grupal es muy potente. Ya llevamos 10 talleres y más de 120 personas. La experiencia ha sido maravillosa, mucho más enriquecedora e inspiradora de lo que nos pudimos imaginar.

Hablemos de tus recetas dulces…

Ahí es donde la gente encuentra la mayor dificultad, sobre todo cuando toman otra conciencia alimenticia y deciden eliminar los procesados y el azúcar. La pregunta siempre es la misma: cuando me da el bajón por comer algo dulce y rico, ¿qué hago? Por eso he desarrollado recetas rápidas. Imagina que en la repostería tradicional una tarta tiene 20 ingredientes, todo se mide y si falta algo simplemente no resulta. Con alimentos y materias primas vivas es diferente. Hay opciones de reemplazo y con 4 o 5 ingredientes se pueden hacer maravillas.

10986625_908352859210943_6587149395991342747_n

Si tuvieras que elegir tres súper alimentos, ¿cuáles serían y por qué?

Dátiles: Además de ser un endulzante natural delicioso, versátil y útil para los postres y dulces crudos, es tremendamente nutritivo y energético. Los dátiles tienen un alto contenido en carbohidratos complejos, hierro, fósforo y potasio, además de vitamina A y ácido ascórbico.

Cacao: ¡Es lo máximo! Es la base del chocolate y en su estado puro -sin azúcar y manteca- es un tremendo alimento que tiene una acción estimulante sobre el sistema nervioso ayudando a la liberación de endorfinas. También es rico en polifenoles que protegen la salud cardiovascular y es un poderoso antioxidante que sirve para preparar miles de recetas y dulces sanos.

Quinoa: Adoro la quinoa y aunque se suele comer en preparaciones saladas, la he ido incorporando a las recetas dulces porque es una fuente de proteína vegetal y de fibra increíble. Contiene aminoácidos, minerales y vitaminas y tiene muy bajo índice glicémico, lo que la convierte en un alimento que puede ser consumido incluso por celíacos y diabéticos.

Al parecer este año ha sido muy potente para ti, ¿qué esperas de 2016?

Ha sido un período de ajustes importantes en mi vida, entre talleres detox y de dulces, los muebles, la banda DonBarbarroja en la que canto, mis hijas y mi perra Chía. El 2016 lo veo más intenso aún; el proyecto de los talleres no para de crecer así es que ya vendrán cosas nuevas y sorpresas, entre ellas, nuevos talleres de cocina consciente.