El chamanismo femenino en el arte de Caroline Manière

Caroline Manière partió dibujando en libros de poesía con su padre. En la universidad, fue su madre quien la empujó a registrar todo su trabajo visual. Y desde entonces las revelaciones no pararon de llegar. Entre, París, la publicidad y la dirección artística, Caroline decidió entregarse a la pintura, su gran pasión. Las pinturas murales emanaron con naturalidad para dar paso a nuevas exploraciones siempre de la mano de la figura femenina. La riqueza de Asia y toda su diversidad le parecían a Caroline simplemente fascinantes. La pintura se convirtió en un viaje a través del mundo, transmutando el sentir femenino desde las regiones más distantes de nuestro paisaje interior. Los colores de las estaciones, el camino hacia la madurez y la ruta de la mujer a través de las distintas etapas de la vida, revelaron algo más profundo aún, una mirada sensorial y de conexión con simbolismos de antaño, de la Tierra. Constelaciones familiares, sueños, astrología kármica, kinesiología, eneagrama, arte védico, rituales, cantos mongoles, imágenes de nativos americanos, todo implica inspiración para esta talentosa creativa francesa.