Los cálidos amaneceres de Fumi Koike

Adoro las ilustraciones de Fumi Koike. Descubrí a esta artista nipona un sábado de otoño y quedé maravillada con su capacidad para enternecer objetos cotidianos. Con taza de café en mano es fácil caer hipnotizado por sus maravillosas obras. Su estética es tan naif y nipona que no hay por dónde perderse. Radicada en Fukuoka, Fumi suele retratar mañanas y comidas y, por lo general, siempre hay uno que otro animal, sobre todo perros, apareciendo de incógnitos en sus detallados trabajos. “Son cosas que disfruto ilustrar. El amanecer y su silencio, la pureza del aire vagamente consciente. El calor de un perro, su apariencia inocente y sus ojos gentiles”, dice Fumi, una creadora que -sin duda- aprecia y redescubre como pocos el valor de lo simple.

© Fumi Koike

© Fumi Koike

© Fumi Koike

© Fumi Koike

© Fumi Koike

© Fumi Koike

© Fumi Koike

© Fumi Koike

© Fumi Koike

© Fumi Koike

© Fumi Koike

© Fumi Koike

Enlace: fumikoike.blogspot.com