Amor por los metalizados

Si hay algo que amo son los metalizados. ¡No!, no los veas con distancia, simplemente aprende a utilizarlos. ¿Qué me encanta de ellos? Primero, que son una verdadera bomba de energía. Si quieres romper esquemas de seguro los necesitas. Haz la prueba e incluye al menos una prenda o un accesorio metalizado. Yo me decanto por las faldas, sobre todo en dorado, plateado o cobre darán a tu look un aire de extravagancia que agradecerás. Olvídate de lo monocromático y juega con los contrastes. Tus jeans preferidos pueden lucir impactantes con la combinación precisa. Ahora si eres osada por naturaleza, los estampados florales, geométricos o folk son perfectos para un mix metalizado irreverente. La chaqueta de lentejuelas puede ser tu mejor aliada esta primavera…y, por supuesto, tus uñas… dales tiempo y apuesta por el dorado hoy y siempre.

No tags 0

Kikyz Ferrer: “Lo grotesco nos enfrenta con nuestra propia naturaleza”

Transgredir los cánones estéticos y las nociones preconcebidas sobre la muerte y el cuerpo fallecido es una de las especialidades de la artista plástica mexicana Lucía Ferrer Zamudio a.k.a Kikyz Ferrer (24). Tras estudiar en la Universidad Autónoma de Querétaro, en la misma ciudad que la vio nacer, Kikyz se inserta rápidamente al circuito artístico mexicano, logrando su primera exposición individual titulada “Cadáveres Esquicio” en el museo de la urbe y con ello su primer premio a nivel estatal: la residencia artística en el Museo de la Acuarela en Skärhamn, Suecia.

Jen Mann: “Mi trabajo es espiritual, salvaje y libre”

Una belleza salvaje, libre y mística es lo que envuelve a la obra de la joven artista canadiense Jen Mann (25). Tras recibir su licenciatura en Bellas Artes en la OCAD, Jen se enfoca en la pintura y en el desarrollo de un gran cuerpo de trabajo que explora el subconsciente y con ello ideas de libertad e identidad. Desde sutiles convergencias entre animales y seres humanos, hasta piezas donde prima el color o la ausencia de él, la artista se da el lujo de crear encantadores retratos protagonizados por mujeres, en su mayoría desnudas, revelando en dicho erotismo ingenuo la naturaleza cíclica de la vida. Combinando una paleta de colores apagados, Jen nos habla de una flora y fauna majestuosa sumida en una estética de ensueño, piezas que suponen un perfecto equilibrio entre lo puro y crudo del entorno, el instinto salvaje y a la vez delicado de la figura femenina, temas que exploramos en esta entrevista desde Toronto.